Beneficios del agua de limón en ayunas

Son muchos los beneficios del agua de limón en ayunas, y para que os animéis y comencéis a adoptar esta buena costumbre, a continuación vamos a enunciar algunos de los más destacados.

Los beneficios de beber agua en ayunas

Cabe destacar que, ya de por sí, beber agua en ayunas aporta algunos beneficios fantásticos que no se centran exclusivamente en la hidratación, sino también en la limpieza del sistema digestivo y su puesta en marcha entre otros. Sin embargo, por todos es conocido que el limón es un cítrico que destaca por propiedades como su capacidad de desinfección y por supuesto su alto contenido en vitamina C.

A su vez también contiene fibra, con lo que no sólo vamos a poner en marcha nuestro sistema digestivo, sino que además lo vamos a hacer aportándole tan sólo nutrientes, desinfectando y limpiando y por supuesto será también una pequeña ayuda para la evacuación.

Principales beneficios del agua de limón en ayunas

Son tantos los beneficios del agua con limón en ayunas que resulta complicado enumerarlos todos, pero a continuación vamos a analizar algunos de los más destacados y la razón por la que os aconsejamos que todas las mañanas empecéis el día con este fantástico refrigerio.

  • Es un gran aliado para desintoxicar y depurar nuestro organismo.
  • Ayuda a mejorar el funcionamiento del hígado.
  • Gracias a su alto contenido en vitamina C, es una gran protección antimicrobiana y antiviral.
  • Nos protege frente a los problemas prenatales.
  • Es un gran aliado frente a las enfermedades cardiovasculares.
  • Ayuda a evitar las enfermedades cerebrovasculares.
  • Nos ayuda a combatir la candidiasis.
  • Este refrigerio nos ayudará a mejorar la visión.
  • Es fantástico para reducir las arrugas.
  • Se trata de un complemento ideal para mantener la piel bien hidratada y protegida.
  • También sirve para fortalecer nuestro sistema inmunológico.
  • Ayuda en la digestión, por lo que es fantástico para aquellas personas a las que se le suele hacer pesada.
  • También nos va ayudar a asimilar los alimentos.
  • Gracias a sus propiedades nos va a prevenir de hígado graso.
  • Se trata de un zumo fantástico para perder peso y para prevenir la obesidad gracias a que reduce la grasa corporal.
  • Nos ayudará a evitar los antojos.
  • Es fantástico para acabar con los dolores de barriga.

  • Ayuda a reducir la acidez del agua convirtiéndola en alcalina.
  • Frena el daño causado por los radicales libres, retrasando así el envejecimiento y previniendo o combatiendo diversas enfermedades.
  • Si además también ingerimos un poco de corteza de limón, nos ayudará a reducir el colesterol.
  • Ayuda a metabolizar las grasas.
  • Es un buen amigo para estabilizar la resistencia a la insulina.
  • Nos ayuda a combatir la aterosclerosis.
  • Gracias a su efecto saciante, ingeriremos una menor cantidad de comida.
  • Su aroma nos ayuda a reducir vómitos y náuseas.
  • Se trata de un buen aporte de energía para empezar la mañana.
  • Ayuda a reducir la inflamación.
  • Es bueno para refrescar el aliento.
  • Se trata de un zumo fantástico para mejorar la función cerebral.
  • En el caso de que tengamos tendencia a un exceso de flemas, nos ayudará a reducirlas.
  • Es fantástico para combatir el estreñimiento.
  • Nos ayudará a prevenir las infecciones urinarias.
  • Nos ayuda a equilibrar el pH de nuestro cuerpo.
  • También se trata de un gran aliado de la belleza, ya que mantiene la piel en buenas condiciones.
  • Nos ayuda a limpiar el hígado, los riñones y la vesícula.
  • Es una buena ayuda para prevenir el cáncer.
  • Junto a una dieta sana y la práctica de ejercicio físico, ayuda a mejorar los niveles de presión sanguínea.

Éstos son los principales beneficios del agua de limón en ayunas, y ya sabéis, lo único que tenéis que hacer es exprimir un limón, añadir un poco de agua y un poquito de azúcar si os gusta más dulce, y recordad que lo ideal es exprimirlo justo el momento en el que se va a consumir, ya que así nos garantizaremos que conserva todos sus nutrientes intactos.

Los mejores remedios caseros contra los hongos

Con estos remedios caseros contra los hongos os vamos a ayudar a encontrar la solución a vuestro problema de la forma más económica, efectiva y sobre todo natural que sea posible.

El problema de los hongos

Si habéis llegado aquí, seguramente en más de una ocasión os habréis encontrado con el desagradable problema de los hongos. Los hongos pueden salir en cualquier parte de nuestro cuerpo, aunque cabe destacar que lo habitual es encontrarlo en las uñas de los pies o en zonas donde la temperatura sea algo más elevada y haya un cierto calor y sobre todo se mantenga la humedad como puede ser la zona de nuestras axilas.

En cualquier caso, estos remedios caseros contra los hongos tienen como objetivo ayudarnos a acabar con ellos independientemente del lugar en el que se encuentren, y todo ello por supuesto con una serie de remedios naturales que no presentan ningún tipo de efecto secundario y que además generalmente dispondremos de ellos en nuestro hogar, por lo que resulta económico, seguro y muy fácil de utilizar.

Algunos de los mejores remedios caseros contra los hongos

Os mostramos algunos de los remedios caseros para los hongos que os pueden ayudar a solucionar este problema tan habitual.

Aceite esencial de árbol de té contra los hongos

Uno de los remedios más efectivos es utilizar aceite esencial de árbol de té. Si bien es cierto que no es habitual tenerlo en casa, cada vez es más frecuente que lo encontremos en los centros comerciales, y es que presenta unas características fantásticas como antiséptico, fungicida y antiviral, haciéndolo adecuado para el tratamiento de diversas patologías de nuestra piel.

Eso sí, estamos hablando de un tipo de aceite que deberemos aplicar con mucho cuidado y tan sólo en la zona afectada, evitando las zonas de la boca, los ojos, los genitales y otras de gran sensibilidad, ya que de lo contrario puede provocarnos irritación. Si tenemos dudas, siempre podemos mezclarlo con un poco de aceite de coco con lo que lo podremos utilizar sin miedo a que pierda sus propiedades.

Aprovecho para recordar que el aceite esencial de árbol de té se utiliza también para limpiar el hogar, repelente de mosquitos, insecticida, anti piojos y para curar heridas entre otros, por lo que es una buena idea tener siempre un poco de este aceite a mano en casa.

Ajo contra los hongos

El ajo es también otro fantástico aliado como remedio casero contra los hongos y con otras muchísimas utilidades, y es por ello que ya sabéis que siempre os recomendamos que lo incluyáis en vuestra dieta habitual. Desde la prevención de enfermedades cardiovasculares hasta la depuración del organismo, la mejora de nuestro aparato circulatorio, el aumento de defensas y, en esta ocasión, también como un remedio natural contra los hongos.

Otra de las ventajas de este remedio es que lo podemos aplicar de múltiples formas. Por ejemplo podemos colocar directamente una pequeña loncha de ajo en la zona afectada, sujetándola por ejemplo con un trozo de esparadrapo o una tirita, pero también lo podemos preparar en mayores cantidades machacando el ajo y mezclándolo con aceite de oliva. En este caso vamos a dejar que macere durante aproximadamente siete días y finalmente procedemos a filtrarlo y utilizaremos el aceite aplicándolo dos veces al día.

Jengibre contra los hongos

También dispone de muchas propiedades entre las que destaca su poder antiinflamatorio, y en nuestro caso tan solo vamos a tener que cocer el jengibre pero siempre buscando la mayor concentración posible, es decir, no deberemos racanear con la cantidad de jengibre.

Esta mezcla la podremos aplicar unas tres veces diarias con lo que veremos mejoría en poco tiempo.

Vicks Vaporub contra los hongos

Quién no ha utilizado este remedio en alguna ocasión. Pues ahora también nos va ser de utilidad para acabar con los hongos, y tan solo vamos a tener que aplicarlo en la zona afectada un par de veces al día.

Vinagre de manzana contra los hongos

Se trata de otro recurso que se encuentra en la mayor parte de hogares y que además también nos ofrece múltiples usos que van desde la limpieza del hogar hasta como un fantástico champú y acondicionador para nuestro cabello.

Es muy importante que se trate de vinagre de manzana no pasteurizado, ya que de esta forma estará fermentado con lo que podremos disfrutar de sus propiedades antifúngicas.

Lo único que tenemos que hacer es aplicar el vinagre de manzana directamente sobre la zona afectada de la piel, y para ello nos vamos a ayudar por ejemplo con una gasa o incluso con un trocito de algodón.

Zumo de limón contra los hongos

Finalmente también tenemos otro recurso fantástico que es el limón, un cítrico con fantásticas propiedades antibióticas que nos van a ser de utilidad para deshacernos de estos desagradables visitantes.

Lo único que tenemos que hacer es aplicar zumo de limón en la zona afectada, ya sea exprimiendo antes los limones o restregando directamente el limón sobre nuestra piel.

Y con esto ya tenéis una buena colección de remedios caseros contra los hongos que podréis poner en práctica en cualquier momento.

Remedios caseros para los golpes

Con esta colección de remedios caseros para los golpes vamos a intentar solventar esos pequeños problemitas que nos surgen en circunstancias en que, haciendo deporte o inclusive en nuestro día a día, recibimos un golpe en alguna parte de nuestro cuerpo, lo cual implica desde dolor hasta enrojecimiento de la zona o incluso síntomas algo más graves.

Remedios caseros para los golpes

Los golpes y sus síntomas

Un golpe se define como el choque entre dos cuerpos a través del cual existe un efecto, que en nuestro caso será uno o varios síntomas como los que vamos a describir a continuación. En ese sentido vamos a intentar englobar de forma simplificada la mayor parte de golpes que podemos sufrir un día cualquiera, intentando buscar las soluciones caseras más factibles para la mayoría de los casos.

En cuanto a síntomas podemos encontrar una amplia variedad que va desde un ligero dolor de corta duración hasta la aparición de un hematoma, o incluso podemos llegar a problemas algo más complicados como distensiones o roturas de ligamentos, desgarros musculares, rotura de huesos, aparición de heridas cerradas o abiertas, etc.

En cualquier caso, el cometido de este listado de remedios caseros para los golpes se va a centrar en aquellos golpes al uso que podemos sufrir un día cualquiera, ya que en caso de lesiones o golpes que impliquen una cierta gravedad, lo mejor que podemos hacer es acudir a nuestro médico de confianza para que nos envíe a un especialista y se proceda a un tratamiento adecuado y personalizado.

En esencia vamos a intentar solventar en casa los pequeños golpes, aprendiendo a acabar con la inflamación, reducir el enrojecimiento y por supuesto calmar el dolor.

Cómo proceder con remedios caseros para los golpes

Remedios caseros para los golpes

Cabe destacar que en la actualidad existen medicamentos en pomada o spray que consiguen un efecto fantástico, pero no es habitual que los tengamos al alcance cuando se produce el accidente, y es por ello que vamos a intentar improvisar haciendo uso de los recursos que tengamos más a mano.

Aplicar frío en la zona afectada

Cuando acabamos de recibir un golpe, una de las mejores formas de evitar la inflamación y reducir el dolor es aplicar frío.

Para ello lo que tenemos que hacer es colocar hielo en la zona afectada pero cuidado, nunca lo haremos de forma directa. Podemos utilizar desde bolsas de plástico hasta paños de cocina o cualquier otro tejido que tengamos a mano y aísle los cubitos de hielo de nuestra piel.

Cabe destacar que este proceso se deberá llevar a cabo lo más rápidamente posible, ya que cuanto más tiempo pase irá perdiendo efectividad. A la vez, el hielo nos va a servir tan sólo durante las primeras horas, o incluso lo podemos alargar durante un día entero. A partir de entonces puede llegar incluso a ser contraproducente en algunos casos, por lo que cambiaremos y aplicaremos calor en caso de que sea necesario.

La forma de aplicar el hielo sobre la zona afectada es en pequeños ciclos de no más de 15 minutos, y en todo caso observaremos que la zona se adormece, pero no debemos permitir que desaparezca por completo la sensibilidad, ya que podríamos incluso empeorar la situación llegando a producir incluso quemaduras.

En el caso de que exista una herida abierta y que sangre profusamente, lo que tendremos que hacer en primer lugar es cortar la hemorragia sin aplicar frío, ya que de lo contrario haríamos que la circulación sanguínea sea más fluida por la zona, favoreciendo así un mayor sangrado.

Para la mayor parte de heridas tan sólo tendremos que taponar con una gasa o un trozo de tela que tengamos a mano y que esté limpia. Si se trata de heridas mayores, lo mejor es que nos pongamos en contacto con el médico cuanto antes por si es necesario dar puntos o seguir leyendo porque os vamos a dar un par de trucos muy efectivos que os pueden salvar en más de una situación problemática.

Utilizar sal para disminuir la inflamación

La sal es otro remedio casero para los golpes que nos puede venir muy bien, ya que casi siempre la tenemos a mano.

Lo único que haremos será aplicar sal sobre la zona afectada, y gracias al efecto que produce sobre las células y el entorno, conseguiremos absorber buena parte del líquido.

Ceniza y aceite para cortar hemorragias

En el caso de que haya una hemorragia y no dispongamos de otro sistema, una forma de cortarla es haciendo una mezcla de ceniza y aceite. Eso sí, en cualquier caso deberemos acudir rápidamente a un centro médico para sanear la zona y proceder a la sutura en caso de que sea necesario.

Otro producto que funciona muy bien en estos casos es el yeso en polvo.

Remedios caseros para los golpes

Aloe vera, el arma perfecta contra la inflamación

El aloe vera es una planta que tiene propiedades antiinflamatorias entre otras. De hecho es utilizada para todo tipo de golpes, incluyendo heridas abiertas o incluso quemaduras.

No obstante, en nuestro caso la podemos utilizar como uno de los mejores remedios para acabar con la inflamación, a la vez que evita la aparición de moratones en la zona.

El ajo y la cebolla

Estos dos ingredientes imprescindibles en toda mesa no sólo purifican nuestro organismo y mejoran la circulación sanguínea, sino que también ayudan a disminuir la inflamación, calmar el dolor y evitar los moratones.

En el caso de la cebolla, lo único que tendremos que hacer es aplicar una rodaja en la zona afectada y dejar actuar. Pero si optamos por el ajo, lo que tendremos que hacer es aplicar el líquido que obtenemos al cortarlo también por la zona.

Estos son algunos de los mejores remedios caseros para los golpes que debemos conocer, y es que como comprobaréis, en la mayor parte de los casos siempre tenemos a mano cualquiera de estos ingredientes, por lo que ya no hay excusa para reducir el malestar y la apariencia resultante de esos pequeños golpes que podemos recibir un día cualquiera.

Remedios caseros para adelgazar

Para garantizar una buena salud hemos preparado una serie de remedios caseros para adelgazar que no sólo os van a ayudar a recuperar nuestra figura, sino que a la vez también disfrutaréis de más energía y sobre todo dejaremos de lado esos problemas físicos y psicológicos que muchas veces traen consigo el sobrepeso.

La mejor forma de adelgazar

Antes de nada es importante que partamos de la base de que no existen remedios mágicos para adelgazar. El proceso de adelgazamiento requiere constancia y sobre todo primar nuestra salud por encima de la rapidez con la que nos deshacemos de esos kilos de más.

Por ello es esencial que tengamos muy presente dos premisas fundamentales que son, en primer lugar la alimentación, la cual deberá ser equilibrada y adaptada a nuestra actividad diaria, y en segundo lugar el ejercicio físico, el cual no sólo nos ayudará a perder peso con mayor rapidez sino que a su vez también será imprescindible para conseguir que todo se mantenga en su sitio.

Es esencial tener en cuenta las necesidades nutricionales de nuestro organismo, razón por la cual no recomendamos en ningún caso las dietas para perder peso rápidamente, sino que es mucho mejor tomárnoslo con tranquilidad y estar totalmente convencidos de que disponemos de los nutrientes necesarios para tener un buen rendimiento físico, buen rendimiento mental y sobre todo que nuestro cuerpo se recupere de los esfuerzos diarios.

Cómo evitar el efecto rebote

Por otra parte también hay que tener muy claro que las dietas rápidas tan sólo nos llevan al fracaso, ya que de la misma forma que perdemos muchos kilos en muy poco tiempo, finalmente los acabaremos recuperando e inclusive terminaremos con un mayor peso que cuando empezamos.

Remedios caseros para adelgazar

En esencia vamos a intentar aprender cómo evitar el efecto rebote, y para ello es esencial perder peso con tiempo y garantizando los nutrientes necesarios. En esencia, lo que vamos a buscar es cambiar nuestros hábitos alimenticios, y por supuesto también introduciremos el deporte que nos dará mayor vitalidad y energía, lo cual se traducirá automáticamente en más fuerza de voluntad para seguir adelante.

Las mejores dietas para perder peso

Además hay que tener en cuenta que las mejores dietas para perder peso son aquellas que se asumen de un modo agradable, lo cual muchas veces puede significar que es más interesante optar por una dieta gradual que poco a poco vaya dejando calorías que anteriormente consumíamos en exceso, y sobre todo deberemos consumir todo tipo de alimentos, buscando satisfacer nuestro paladar y disfrutar, a la vez que cambiaremos por completo esos malos hábitos alimenticios que son los verdaderos culpables de que pesemos más de la cuenta.

Utilizar remedios caseros para adelgazar

Una dieta equilibrada, saludable y completa será el principio de nuestra carrera, el deporte supondrá un apoyo esencial para lograr nuestro objetivo de forma más efectiva y rápida, pero en tercer lugar también vamos a hacer uso de remedios caseros, de los cuales hemos preparado una pequeña colección que consideramos os van a ayudar a lograr vuestro objetivo.

El zumo de zanahoria

El zumo de zanahoria

Dentro de una dieta equilibrada para perder peso, la fruta y la verdura van a ser dos de nuestros mayores apoyos, y no ya por el hecho de contar con una menor cantidad de calorías, sino que gracias a esto también tendremos la posibilidad de consumir una mayor cantidad de alimentos sin romper nuestros esquemas, a la vez que muchos de estos ingredientes también cuentan con un mayor efecto saciante.

En este sentido la zanahoria puede ser una gran aliada, y es que además cuenta con propiedades que nos permite eliminar la grasa que hayamos acumulado en exceso.

Para conseguir el mejor efecto posible, lo que haremos será tomar un zumo de zanahoria todas las mañanas en ayunas.

Zumo de limón con miel

Zumo de limón con miel

Por otra parte el limón y la miel también cuentan con propiedades nutritivas fantásticas que nos ayudarán a fortalecer nuestra salud a la vez que también son uno de los remedios caseros para adelgazar más efectivos.

Podemos realizar una mezcla con cuatro o cinco cucharadas de limón, agua y un par de cucharadas de miel. Para que todos se disuelva correctamente, lo ideal es que el agua esté un poco templada, pero en cualquier caso nos tenemos que centrar en consumir toda la miel.

Deberemos tomar al menos dos vasos de esta mezcla cada día, y es que su efecto antigrasa nos va a sorprender muy gratamente.

Zumo de jengibre y miel

Zumo de jengibre y miel

Esta mezcla también nos permitirá quemar grasas, y sin duda también nos va a ayudar a disfrutar de una dieta más variada. En lugar de tomar dos vasos de zumo de limón con miel al día, podemos tomar uno de zumo de limón con miel y otro de zumo de jengibre con miel.

En este caso mezclaremos tres cucharadas de miel con otras tres cucharadas de extracto de jengibre.

El pepino

el pepino

El pepino nos va ayudar en dos sentidos; por una parte es beneficioso para quemar grasa, y por otra también nos ayuda a eliminar líquidos que hayamos retenido. No olvidéis que uno de los problemas del sobrepeso es la retención excesiva de líquidos, razón por la cual es positivo tomar alimentos diuréticos que sean beneficiosos para nuestra salud, a la vez que combinaremos con la práctica de ejercicio físico.

El pepino lo vamos a poder consumir de la forma que más nos guste, pero deberemos intentar comer pepino todos los días. Además de estar muy rico aporta pocas calorías, nos ayuda a eliminar las toxinas de nuestro organismo y se trata de una fantástica fuente de antioxidantes que retrasan el envejecimiento.

Té rojo con cardamomo

Té rojo con cardamomo

Otra opción es preparar un té donde mezclaremos dos cucharadas de té rojo y cuatro o cinco cucharadas de cardamomo. Mezclamos bien con 1 l de agua que habremos calentado previamente. Si no nos gusta demasiado el sabor, lo ideal es añadir alguna cucharada de miel.

Zumo de nabo y apio

Zumo de nabo y apio

Para preparar este zumo tan sólo tendremos que coger tres ramas de apio bien picadas, dos nabos troceados y un poco de perejil. Ponemos medio litro de agua hervir e introducimos todos los ingredientes en su interior. Dejamos que hierva todo el conjunto durante unos 20 minutos y ya tendremos nuestro zumo preparado.

Lo ideal es beber medio litro de zumo a lo largo de todo el día.

Zumo de raíz de espárrago

Zumo de raíz de espárrago

Como curiosidad, el zumo de raíz de espárrago también nos va a venir muy bien, no ya sólo para perder peso sino también para mantener todo nuestro esfuerzo, evitando volver a engordar una vez que finalizamos con nuestra dieta.

Lo único que tenemos que hacer es introducir 70 g de raíz de espárrago en 1 l de agua, la cual pondremos a hervir al menos 10 minutos.

Lo ideal es tomar dos tazas cada día, y una vez que hayamos alcanzado nuestro peso podemos tomar una taza cada tres días.

Estos son algunos de los remedios caseros para adelgazar que hemos comprobado resultan más eficaces, pero sobre todo debéis tener muy claro que no vamos a lograr nuestro objetivo si no practicamos algo de ejercicio físico (al menos dos veces por semana) y sobre todo nos metemos muy bien en la cabeza que nuestro objetivo no es ya sólo el de adelgazar, sino que vamos a buscar cambiar nuestros hábitos alimenticios, es decir, vamos a aprender a alimentarnos de forma correcta, lo cual nos ayudará a evitar dietas excesivamente duras y que acabamos abandonando al poco tiempo, y sobre todo garantizar que no volveremos a recuperar el peso puesto que las malas costumbres las habremos abandonado por completo.