Qué es la potomanía

Qué es la potomanía

Existen múltiples trastornos alimentarios que pueden afectar a nuestra salud, y uno de ellos es la potomanía. Nuestro objetivo será analizar este problema que, sin ser excesivamente frecuente, afecta a multitud de personas, razón por la cual debe ser tenido en cuenta.

Qué es la potomanía. Definición de potomanía

La potomanía, también conocida como polidipsia psicogénica, es un trastorno que lleva al afectado a tener la necesidad de beber grandes cantidades de líquido, el cual habitualmente será agua aunque también pueden ser otros diversos e incluso una combinación de todos o parte de ellos. Cuidado, aquí no estaríamos hablando de drunkorexia o ebriorexia, ya que a menudo existe tendencia a pensar que la potomanía puede implicar también este otro trastorno, pero no es así.

Cabe destacar que se trata de un tipo de trastorno alimentario muy poco frecuente, además de que a menudo se engloba dentro de otros trastornos distintos, por lo que es frecuente que pase desapercibido.

Por norma general se considera que este trastorno afecta fundamentalmente a jóvenes debido al bombardeo de falsas creencias relacionadas con la alimentación.

Causas y prevención de la potomanía

Debido a que se trata de un problema poco frecuente, en la actualidad apenas hay estudios relacionados. Sin embargo se considera que podría tener que ver con una alteración en el funcionamiento del hipotálamo, aunque la mayoría de expertos consideran que esto sería muy raro, por lo que lo atribuyen más a un desequilibrio psiquiátrico.

Dentro de las posibles causas que den lugar a la aparición de potomanía se considera que pueden tener relación los trastornos de ansiedad, padecer otros trastornos alimentarios previos como la anorexia, la existencia de algunas enfermedades mentales, e incluso la utilización de medicamentos como pueden ser antiinflamatorios, diuréticos, litio y anticolinérgicos que pueden provocar sensación de sed o incluso pueden afectar al funcionamiento del riñón.

Al tratarse de un problema psicológico, la mejor forma de prevenirlo es a través de una información correcta en materia de nutrición. Como comentábamos antes, la población que más se puede ver afectada por la potomanía es precisamente los jóvenes que son más influenciables y más fáciles de engañar con falsas teorías relacionadas con la alimentación, de manera que, sin un racionamiento científico, pueden optar por cambiar algunas de sus costumbres alimentarias y pensar que están haciendo lo correcto para su salud cuando en realidad la están perjudicando.

Síntomas de la potomanía

Comentamos anteriormente que los más afectados por la potomanía son precisamente gente de corta edad más influenciable, razón por la cual muchos de los síntomas se comienzan a presenciar cuando la enfermedad ya está en un estado avanzado, ya que mientras que los órganos funcionen adecuadamente, este problema puede pasar totalmente desapercibido.

Entre los síntomas que aparecerían en ese instante encontraríamos los dolores de cabeza habituales, náuseas, sensación de hinchazón en las articulaciones de las piernas, frecuentes calambres musculares, sensación de cansancio sin razón aparente, hiponatremia, convulsiones, sensación de sueño a lo largo de todo el día, insuficiencia cardíaca e incluso podría llegar a desembocar en un mal funcionamiento del cerebro, alucinaciones o incluso llegar hasta la parálisis parcial o completa.

Diagnóstico de la potomanía

Al tratarse de un trastorno, la primera dificultad con la que nos encontramos en estos casos es precisamente hacer consciente a la persona de que padece el problema. Por esa razón nos podemos encontrar con casos en los que se detecta rápidamente y se puede poner solución en un corto plazo de tiempo, con lo que generalmente no quedan secuelas, pero de igual manera también podemos encontrar otros en los que se detecta mucho tiempo después o incluso resulta muy complicado conseguir que la persona acepte este hecho, y por supuesto también debemos tener en cuenta las posibles recaídas futuras, de manera que en estos casos sí podemos llegar a considerar algunas secuelas físicas que se pueden solucionar, con mejor o peor pronóstico, dependiendo de la gravedad.

Cabe destacar que muchas veces la potomanía también viene ligada a otros trastornos alimentarios como la anorexia y la bulimia, por lo que deberemos tener en cuenta los síntomas de estas otras enfermedades para diagnosticar la posible potomanía.

Tratamiento de la potomanía

En cuanto al tratamiento, lo habitual es administrar diuréticos al paciente con el objetivo de ayudar a eliminar los líquidos sobrantes, de manera que también se consigue de esta forma aumentar los niveles de sodio.

Por otra parte, también es necesario que se establezca un tratamiento psicológico que ayude al paciente a entender la situación por la que está atravesando y el motivo de su trastorno, de manera que se comprometa a realizar cambios en su vida entre los que destaca la disminución de consumo de líquidos limitando a un máximo de 1,5 l de agua diarios.

También se procederá a realizar el tratamiento adecuado en función del problema psicológico que se haya podido detectar salvo, por supuesto, si la potomanía se desarrolla a partir del consumo de los medicamentos que indicamos anteriormente.

Recordad que existen otros muchos trastornos alimentarios que es importante conocer para actuar a tiempo en el caso de encontrarnos frente a ellos.

1 comentario en “Qué es la potomanía”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: