Qué es la manorexia

Puntúa este artículo

De entre los distintos trastornos alimentarios, la manorexia es un tipo de problema o enfermedad que afecta exclusivamente a los hombres. A continuación vamos a detallar algunos aspectos importantes que nos ayudarán a entender mejor el trastorno y por supuesto también a solucionarlo.

Qué es la manorexia. Definición de manorexia

La manorexia es básicamente una anorexia nerviosa que tiene lugar en hombres debido a un trastorno psicológico. Sin embargo, el hecho de utilizar un nombre distinto se basa fundamentalmente en que, pese a que la mayor parte de las características son iguales que en el caso de la anorexia, presenta algunas particularidades diferenciadoras que, entre otras cosas, hace que sea más difícil de detectar.

Causas y prevención de la manorexia

Existen distintos factores que pueden dar lugar a la manorexia como la inseguridad y la falta de confianza, el aumento del estrés, la obsesión por el éxito, las alteraciones emocionales, la necesidad de verse bien físicamente, la obsesión por conseguir el cuerpo perfecto, etcétera.

Por norma general, todas estas causas están basadas en las presiones sociales, razón por la cual la prevención de la manorexia pasa fundamentalmente por una buena concienciación y un adecuado equilibrio emocional en el paciente.

Síntomas de la manorexia

La manorexia se puede presentar a través de la repentina necesidad de ingerir menor cantidad de alimentos, y también es habitual que se haga presente a través de la necesidad de aumentar el ejercicio físico, pero en todo momento con un mismo objetivo que es el de perder peso, incluso aunque la persona se encuentre por debajo de su peso ideal.

Uno de los principales síntomas que observaremos es una súbita pérdida de peso, aparición de vómitos, pánico a engordar, utilización de laxantes y diuréticos u otras pastillas que permitan adelgazar, súbita pérdida de apetito, constante cansancio, sensación de fatiga, obsesión por practicar cada vez más ejercicio físico, un comportamiento excesivamente perfeccionista, etcétera.

Diagnóstico de la manorexia

Para diagnosticar la manorexia se tendrán en cuenta los síntomas anteriormente descritos, y se procederá a realizar las pruebas médicas que permitan detectar si existe desnutrición o incluso si la mala alimentación y exceso de ejercicio físico han podido dar lugar a otros problemas o enfermedades en el organismo.

Tratamiento de la manorexia

El tratamiento de la manorexia pasará por resolver los problemas nutricionales que se han podido generar, y por supuesto también estará centrado en el tratamiento psicológico del paciente, buscando desde un principio que entienda la fase por la que está atravesando y reconozca la enfermedad, ya que es imprescindible para que se experimente el cambio y evite recaer en el futuro.

Pronóstico de la manorexia

La manorexia es una enfermedad complicada, ya que suele ser bastante difícil que el paciente acepte que está atravesando por un problema real, además de que existen muchas posibilidades de que en el futuro pueda recaer.

Por otra parte, también hay que tener en cuenta que se pueden haber producido otros problemas derivados de la mala alimentación, los cuales tendrán un pronóstico diferente en función del tipo de problema y por supuesto también del tiempo que ha pasado desde que aparece hasta que comienza su tratamiento.

Recordad que existen otros muchos trastornos alimentarios que es importante conocer para actuar a tiempo en el caso de encontrarnos frente a ellos. Podéis encontrarlos a través de este enlace que os llevará al artículo principal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.