Qué es la drunkorexia o ebriorexia

Qué es la drunkorexia o ebriorexia

En la sociedad actual presenciamos múltiples tipos de trastornos alimentarios, muy a menudo de carácter psicológico y generalmente provocados a partir de las presiones sociales. En esta ocasión vamos a centrarnos en la ebriorexia o drunkorexia, un problema que puede estar o no relacionado con el alcoholismo.

Qué es la ebriorexia. Definición de ebriorexia

La drunkorexia o ebriorexia es un trastorno alimentario que se basa en dejar de comer con el objetivo de compensar el exceso de calorías ingeridas a través de bebidas alcohólicas. Básicamente el paciente es consciente de la gran cantidad de calorías que tiene el alcohol, pero en lugar de disminuir o evitar su consumo, intenta compensar el exceso de calorías dejando los alimentos de lado.

Las personas más afectadas por la ebriorexia se encuentran en edades comprendidas entre los 16 y los 30 años, y puede también desembocar en la aparición de otras enfermedades o de comportamientos relacionados con el alcoholismo, la anorexia y la bulimia.

Síntomas de la ebriorexia

El principal síntoma de la ebriorexia es un excesivo consumo de alcohol, el cual habitualmente se llevará a cabo a escondidas. También es frecuente que el paciente se dé atracones de comida, para posteriormente provocar el vómito. De esta forma también presentará un evidente deterioro físico así como hinchazón en la zona de la cara.

Habitualmente tienen una visión negativa sobre su cuerpo e imagen, de manera que también es habitual que se alimenten a escondidas, con el tiempo acaban desarrollando conductas agresivas y se pueden llegar a aislar socialmente.

Otros síntomas físicos son los problemas dentales, una piel muy deteriorada, pérdida de cabello, sensación de debilidad, e incluso pueden llegar a perder la conciencia e incluso a desmayarse.

Diagnóstico de la ebriorexia

Con los síntomas anteriores es fácil realizar un diagnóstico de ebriorexia, pero en cualquier caso también se llevarán a cabo análisis y pruebas (entre ellas psicológicas) que ayuden a determinar si realmente el paciente padece un problema y si éste está relacionado con la drunkorexia.

close-up of a businesswoman pouring vodka into her coffee cup

También se observarán los daños que se han podido producir en el organismo, los cuales son muy variados pero habitualmente se centrarán en la dificultad para poder concentrarse, pérdida de capacidad a la hora de sacar conclusiones, estudiar, etcétera, un evidente daño cognitivo propiciado por un rápido deterioro de las neuronas, dificultad a la hora de tomar decisiones, se observará una alteración en el funcionamiento de los neurotransmisores, la aparición de distintas enfermedades crónicas, se tendrán en cuenta los problemas gastrointestinales, se observará su comportamiento, el cual suele ser más violento y agresivo, y también puede dar lugar a distintos tipos de daños en cualquiera de los órganos.

Tratamiento de la ebriorexia

El tratamiento será principalmente psicológico con el objetivo de ayudar al paciente a que sea consciente de su problema, y por supuesto también se centrará en resolver los daños físicos que se haya podido causar a través de este comportamiento.

A menudo se puede tener que recurrir a tratamientos relacionados con el alcoholismo, la anorexia o la bulimia, aunque todo esto será determinado por un profesional tras la realización de las pruebas pertinentes.

Pronóstico de la ebriorexia

El pronóstico de la ebriorexia o drunkorexia variará en base a la capacidad y el tiempo que tarde en reaccionar el paciente, pero también dependerá mucho de las lesiones que se haya podido causar muy especialmente en los órganos, y de si éstas tienen fácil solución o deberá convivir con ellas toda la vida.

Recordad que existen otros muchos trastornos alimentarios que es importante conocer para actuar a tiempo en el caso de encontrarnos frente a ellos. Podéis encontrarlos siguiendo este enlace.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.