Frutas y verduras ecológicas

Frutas y verduras ecológicas

A todos nos gusta comer sano, pero en la actualidad nos encontramos con una excesiva industrialización que hace que los productos que ingerimos en nuestro día a día ofrezcan una calidad inferior a la que prometen. Por ello es importante optar por las frutas y verduras ecológicas, las cuales garantizan todo el sabor y propiedades a la vez que se reducen los riesgos para la salud al evitar ingerir sustancias nocivas. A continuación conoceremos un poco mejor esta alternativa por la que optan cada vez más personas que se toman en serio su salud.

Frutas y verduras ecológicas

Qué son las frutas y verduras ecológicas

Las frutas y verduras ecológicas son aquellas que se obtienen a partir de la utilización de sistemas que permiten la producción de forma más ecológica y libre de compuestos químicos.

En esencia hablamos de volver a consumir frutas y verduras como lo hacían nuestros padres, es decir, directamente de la planta, sin sufrir procesos de conservación y utilización de químicos que muchas veces tienen como principal objetivo dar una mejor imagen del producto final, cuando en realidad nos llevan a consumir compuestos que pueden llegar a ser peligrosos para nuestra salud.

Dentro del proceso de producción de frutas y verduras ecológicas debemos tener claras dos partes principales, las cuales son el cultivo y la difusión del producto. En ninguna de ellas se emplearán dichos químicos, y en todo momento el proceso será lo más natural posible respetando la naturaleza de estos productos y sin utilizar conservantes, colorantes, etcétera.

Ventajas e inconvenientes de las frutas y verduras ecológicas

Por supuesto también tenemos que considerar el hecho de que las verduras y frutas ecológicas presentan tanto ventajas como inconvenientes, los cuales vamos a intentar analizar a continuación para ayudar a nuestros lectores a tomar la decisión más acertada en cada caso.

Por una parte debemos tener en cuenta que al tratar las frutas y verduras de un modo más natural, los productos que obtendremos contarán con mejores propiedades nutritivas. Sin embargo debemos profundizar un poco en este sentido, y es que la principal razón de esto se debe a que el producto ecológico caduca más rápidamente que el industrializado, razón por la cual los consumiremos dentro de su período de conservación natural con lo que dichos nutrientes todavía se mantendrán en perfectas condiciones.

Por otra parte, el cultivo de frutas y verduras ecológicas es una forma fantástica de conservar las variedades autóctonas de cada lugar, ya que no se emplean técnicas ni tecnologías que nos lleven a lograr producir un determinado producto en un lugar donde de forma natural no existiría.

Por una parte estamos tendiendo una mano a la naturaleza evitando la extinción de especies frutales y vegetales que a día de hoy y debido a la industrialización corren serio peligro de desaparecer, suponiendo esto un duro golpe a la diversidad y medio ambiente en el que nos encontramos.

Frutas y verduras ecológicas

Por otra parte y para conseguir un producto de mayor volumen, las frutas y verduras industrializadas son tratadas con químicos que buscan evitar las plagas, aumentar el tamaño del fruto y sobre todo alargar su conservación. Desde un punto de vista lógico todo esto podría ser positivo, pero en realidad estamos utilizando productos químicos que pueden afectar a nuestra salud con el paso del tiempo, a la vez que estamos creando una fruta y verdura artificial que aminora sus propiedades naturales y por tanto ofrece una peor calidad al consumo.

Un aspecto que muchas veces echa para atrás a la hora de optar por frutas y verduras ecológicas es que estos alimentos ofrecen una apariencia menos agradable en comparación con los productos procedentes de industria. Esto se debe a que el fruto en la naturaleza no presenta formas y brillos perfectos, algo a lo que nos hemos malacostumbrado; cada vez que vamos al supermercado, vemos relucientes manzanas que parecen haber sido pintadas, algo que va en contra por completo de la naturaleza.

También es importante tener en cuenta que cultivar frutas y verduras ecológicas supone un mayor esfuerzo, ya que si bien es cierto que reducimos costes por no utilizar pesticidas y otros químicos, a su vez también precisamos de una mayor cantidad de mano de obra, y es que todo el proceso se lleva a cabo de forma tradicional para evitar en la medida de lo posible la alteración de la calidad del producto final.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: