Cómo detectar el acoso escolar o bullying

Puntúa este artículo

A través de estos artículos de bullying y acoso escolar, intentaremos definir qué es el bullying, conoceremos las características del bullying, nos centraremos en el bullying en España y en otros países para analizar su evolución, explicaremos cómo prevenir el bullying, y en general analizaremos todos los detalles relacionados con el maltrato o bullying escolar. No obstante, en esta ocasión nos vamos a centrar en cómo detectar el acoso escolar o bullying, teniendo en cuenta las perspectivas tanto de profesores como de padres y compañeros de forma que podamos actuar lo antes posible para evitar males mayores.

Cómo detectar el acoso escolar o bullying

El maltrato escolar, un problema muy serio que hay que atajar

En muchas ocasiones, el bullying o acoso escolar comienza con lo que aparentemente podríamos considerar pequeñas bromas sin aparentes malas intenciones, pero el problema es que, en la mayor parte de los casos, estamos hablando de niños y adolescentes, razón por la cual es importante establecer una serie de límites para evitar que la situación llegue a un extremo del que sea difícil volver.

En cualquier caso hay que saber que el bullying en el colegio se puede presentar como bullying físico y bullying psicológico o bullying verbal, lo que significa que no sólo vamos a tener en cuenta las agresiones físicas sino también las amenazas, coacciones y cualquier otro intento de imposición que denigre cualquier chico o chica.

Independientemente del modo en que inicie, lo habitual en estos casos es encontrar un agresor y un agredido, pero en esta ocasión no vamos a entrar en definiciones ni en análisis psicológicos que nos lleven a la razón de que exista este tipo de comportamiento, sino que vamos a aprender a detectar el acoso escolar para poder prevenir que este tipo de circunstancias sigan ocurriendo.

Antes de comenzar queremos destacar la gran importancia que tiene el acoso escolar en las aulas, y es que a menudo se ha mirado a otro lado pensando que en realidad no se trata de un problema tan serio, pero la realidad nos está demostrando que el bullying, maltrato escolar, acoso escolar o como queramos definirlo está llevando incluso al suicidio de algunos niños, por lo que es esencial que empecemos a tomarnos en serio esta circunstancia y actuemos frente a los maltratadores.

Consejos para detectar el acoso escolar o bullying

A continuación vamos a analizar los detalles principales de los que tanto los padres como los profesores o incluso los compañeros de colegio deben estar atentos para poder detectar un posible caso de maltrato en el colegio.

Cómo detectar el acoso escolar o bullying b

No debemos olvidar que muchas veces la vergüenza o incluso el miedo a los maltratadores puede hacer que tanto profesores como padres sean los últimos en conocer las agresiones que está recibiendo alguno de los niños, razón por la cual es esencial actuar rápidamente ante una circunstancia de este estilo para evitar que el mal siga creciendo.

Cómo pueden detectar el acoso escolar los padres

Comencemos por los padres, los cuales deberán estar atentos al comportamiento de su hijo para detectar el acoso escolar y conductas poco habituales. Seguidamente vamos a ver algunos de los ejemplos más habituales que nos permiten detectar el bullying.

El comportamiento del niño que sufre acoso escolar

Una de las muestras más evidentes de que un niño puede estar sufriendo maltrato escolar es su repentino cambio de comportamiento.

El niño o niña maltratados presentarán cambios de humor bastante destacados, a la vez que estarán más irritables, observaremos que están más tristes e incluso la presencia de llantos.

También es frecuente que se presenten modificaciones en lo que se refiere al sueño, alteraciones de horarios o incluso la presencia de pesadillas.

Generalmente también cambian su apetito a la vez que pueden llegar a padecer dolores de estómago y vómitos, así como dolores somáticos e incluso dolores de cabeza con mayor frecuencia del habitual.

Cómo detectar el acoso escolar o bullying c

A menudo, el niño maltratado suele cerrarse en sí mismo de forma que empeora la relación con sus compañeros e incluso deja de querer salir con ellos, haciendo lo posible por no participar en excursiones o actividades en común.

También es frecuente que quiera ir siempre acompañado tanto a la entrada como a la salida del colegio, a la vez que a menudo se quejará y hará todo lo posible para no ir al colegio.

Tener en cuenta las muestras de agresiones físicas

Otro detalle muy importante es que a menudo observemos rasguños, golpes y hematomas en su cuerpo y que la excusa sea que tiene accidentes frecuentes.

Otros detalles a tener en cuenta

Además de sus cambios en comportamiento también observaremos otros bastante frecuentes y que nos pueden dar a entender que algo no está funcionando correctamente.

Uno de los más destacados es que a menudo pierde el material escolar, sus gafas e incluso pertenencias eran valiosas para él. A su vez, también es posible que, si no los pierde, observemos un deterioro mayor del habitual.

Cómo pueden detectar el acoso escolar los profesores y educadores

En el caso de los educadores también existen algunas recomendaciones como las que vamos a detallar a continuación:

El comportamiento de alumnos y alumnas

Evidentemente es importante observar bien el comportamiento tanto de los niños como de las niñas, ya sea en el patio, en las aulas o incluso en los pasillos o en el comedor.

Cómo detectar el acoso escolar o bullying d

Es de gran importancia ser conscientes de que las agresiones se suelen producir en el momento en el que los profesores no están delante, por lo que deberemos esforzarnos más para detectar la situación.

Es esencial que analicemos los cambios de humor dentro de los grupos o incluso en el caso de un alumno en particular, observando por ejemplo que, de repente y sin que haya nada que lo justifique, comienza a haber una separación con el resto de compañeros de clase. Un buen ejemplo es que no quiera participar en las salidas de grupo o en juegos y actividades que impliquen la interrelación entre ellos.

En el caso de que observemos abucheos y burlas también deberemos fijarnos si siempre se repiten hacia un mismo alumno, para poder diferenciar entre un comportamiento que podríamos denominar como natural en los pequeños a un verdadero caso de acoso escolar.

Otro detalle importante es el cambio de comportamiento en general del alumno del que podemos sospechar esté sufriendo bullying. La principal evidencia sería que nos lo dijese directamente, es decir, que se queje de que frecuentemente se burlan de él y recibe agresiones, pero muchas veces por miedo o vergüenza no lo harán, por lo que deberemos observar por ejemplo el hecho de que se separe del resto de niños, un cambio importante en su humor, se fuga de la clases, su estado de ánimo cambia de forma ilógica, aumenta su tristeza, prefiere estar aislado, cada vez es menos comunicativos, presenta síntomas de depresión, vemos que llora más de lo que sería habitual, no se relacionan con sus compañeros, acumula más rabia de la habitual o incluso observamos que hay un importante cambio en su rendimiento escolar.

Cómo detectar el acoso escolar o bullying e

No debemos olvidar que una fuerte bajada de notas sin haber una razón aparente puede ser una clara muestra de que algo no está funcionando adecuadamente en la vida de ese alumno.

Analizar las muestras de violencia física

Como comentamos al principio del artículo, el bullying se puede presentar como acoso escolar psicológico o acoso escolar físico. El primero es más difícil de detectar, mientras que el segundo ofrece claras muestras que lo harán mucho más evidente.

En este sentido tendremos en cuenta a la aparición de rasguños, moratones, golpes, lesiones, objetos de su propiedad que desaparezcan misteriosamente, objetos que estén dañados, ropa estropeada o rota y en general todo aquello que pueda implicar una agresión física y que el alumno no sepa explicar claramente.

Aspectos relacionados con el mobiliario del colegio y su material

Algo a lo que también debemos prestar atención es a los nombres que aparecen en las pintadas que se pueda realizar dentro del colegio, ya sea en fachadas, paredes interiores, pupitres, baños, etcétera.

También es frecuente que los alumnos que sufren bullying a menudo observemos que les falta el material, ya sea libros, estuches, libretas, etcétera.

Otros consejos para detectar el acoso escolar

Hay que prestar una especial atención a aquellos alumnos que sean diferentes del resto. En este sentido tendremos en cuenta fundamentalmente su aspecto físico o su comportamiento, y es que con mayor frecuencia se convierten en objetivos por parte de los maltratadores.

Cómo detectar el acoso escolar o bullying f

Cómo pueden detectar el acoso escolar los compañeros

En el caso de los compañeros del agredido es mucho más fácil detectar esta situación, razón por la cual deben tener muy claro que forman una parte esencial para acabar con el bullying. Deben tener muy presente que el que no ayuda a la persona maltratada en cierto modo está colaborando con el acosador, y los que se ríen o participan durante este tipo de situaciones, se convierten automáticamente también en acosadores y responsables de la situación.

También es importante tener muy claro que en el caso del maltrato escolar existen dos víctimas principales que son el agredido y el agresor, y es que el agresor a menudo pasa desapercibido, pero si no procedemos a solucionar los problemas que lo lleven a este comportamiento, en el futuro se seguirán agravando lo cual no le beneficiará en absoluto.

En la mayor parte de los casos, cuando los compañeros se meten entre agredido y agresor, la situación se acaba esfumando por completo, a la vez que juega un papel muy importante que los propios compañeros hagan entender al agresor que su comportamiento no tiene ninguna gracia y se trata de una verdadera estupidez.

Si como compañero del agredido no puedes hacer nada, el mejor consejo es que acudas a algún adulto, y es que no olvidéis que en este caso no nos estamos chivando, sino que estamos intentando evitar una agresión que puede llegar a ser muy seria. Es como si vemos por la calle que están agrediendo a una persona; en ese caso evidentemente llamaríamos a la policía. Pues esto es exactamente lo mismo, y cuanto antes actuemos, antes se solucionará la situación.

En este sentido, como compañeros debes tener muy en cuenta que el apoyo al agredido va a ser crucial, a la vez que también le devolveréis la confianza para enfrentarse a la situación sin sentirse solo.

Lo ideal es apoyarlo para que se sienta seguro a la hora de recurrir a un adulto, pero en caso de que siga sintiendo miedo, lo mejor que podéis hacer es conseguir que os permita interceder para ayudarle.

Por supuesto nunca utilizaremos la violencia con los agresores, y en todo caso siempre intentaremos que se una a la mayor cantidad posible de compañeros a esta situación, ya que en grupo se puede actuar con mucha más fuerza que si lo hacemos de forma individual.

Éstos son algunos de los consejos que os damos acerca de cómo detectar el acoso escolar o bullying, y por supuesto en todo caso deberemos actuar lo antes posible para evitar males mayores.

Un comentario

  1. trisoralen para el vitiligo Contestar

    Me ha flipado tu texto. Hace ya 4 meses que sufro lo mismo.
    Me he sentido identificada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.